Frutas para el bienestar

Frutas para el bienestar
Toñi Leal, Directora del Spa
escrito por Toñi Leal, Directora del Spa

Llega el otoño y con él “el comienzo del año”, y lo decimos entre comillas porque es metafórico, pero es real. La vuelta al cole hace que estemos más estresados y nuestra piel, pelo y organismo se resientan, sobre todo con los cambios de tiempo. Es por ello que debemos ayudar al cuerpo con un aporte de nutrientes que nos los darán tres frutas para el bienestar, principales de la temporada: la naranja, el kiwi y la frambuesa. Desde el Barceló Sancti Petri os contamos por qué:

La Naranja… Porque es rica en vitaminas C y A, es antioxidante y muy beneficiosa para la piel, previniendo el envejecimiento y ayudando a la luminosidad del rostro. Además, tanto la naranja como el limón, ambos cítricos, tienen propiedades astringentes, lo cual influye enormemente en la producción de grasas por parte del cuerpo y resulta beneficioso para las personas con pieles grasas, reduciendo la generación de sebo y, por tanto, evitando brillos y granos. Por último, su contenido vitamínico y sus nutrientes hacen de la naranja un aliado para tonificar todo el cuerpo. Además en estética es muy apreciado el aceite esencial de neroli, que sale de la flor del naranjo y es especialmente indicado en pieles secas y tratamientos regenerantes y antienvejecimiento.

En cuanto al kiwi, aunque no todo el mundo lo sabe, es una de las frutas con más vitamina C, superando en cantidad al melón o, incluso, a la naranja, de la que hemos hablado anteriormente. Ayuda a rejuvenecer el rostro y es muy bueno, además, para cicatrizar heridas. Por otro lado, esta original fruta supone un gran aporte de potasio, ayudando a las enfermedades de circulación. Cuenta con otros ingredientes como el magnesio o la luteína, que protege la piel de los radicales libres, principales agentes del envejecimiento de la piel. Por su componentes, es una fruta ideal para prevenir el envejecimiento y para reducir la grasa en la piel.

Por último, la frambuesa, además de tener un delicisoso su sabor y color… ayuda a adelgazar. Lo hace gracias a unos de sus principales ingredientes, la cetona, que aumenta la temperatura corporal, reduciendo las grasas, así como regula la glucosa en el organismo. Además, su composición  tranquiliza y reduce el apetito, ayudando a que no comamos compulsivamente mediante la limitación de la norepinefrina u hormona del estrés.  En definitiva, es una fruta que tanto sirve para saciar, como para adelgazar, relajando también la mente. En lo que respecta al tratamiento de la piel destacaríamos la alta concentración en vitamina E y sus propiedades nutritivas y anti-envejecimiento.

 

 

Frutas para el bienestar
Deja tu valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *