La solución a los dolores en el trabajo

La solución a los dolores en el trabajo
Toñi Leal, Directora del Spa
escrito por Toñi Leal, Directora del Spa

Contracturas, dolores de cabeza, tensiones, estrés… muchas son las dolencias que se derivan del trabajo diario de oficina. ¿Quién dijo que sólo los trabajos que suponen ejercicio físico son causa de ello? Las personas que se pasan 8 horas diarias frente al ordenador sentadas en una silla saben muy bien de lo que estamos hablando desde Barceló Sancti Petri.

Y es que no hay mejor medicina para el estrés y las tensiones que la actividad física. Una serie de simples ejercicios diarios pueden ayudar a paliar estos males. Sólo hace falta tener disciplina, ganas y comprometerse a ello.

  • Dolor de cuello… ¡horror! Para solucionarlo, lo mejor es inclinar la cabeza, suave y despacio, de atrás a delante y de izquierda a derecha. Con este juego, en varias repeticiones, estiraremos esos músculos que están tensos o contracturados.
  • El dolor anterior viene muchas veces acompañado de unos hombros en tensión. Para ello, deberemos subirlos y bajarlos, así como rotarlos (uno por vez). Girar cabeza y cuello (muy despacio y suavemente) en círculos. Poco a poco veremos como la tensión de esta zona se va disipando.
  • También suele aparecer un entumecimiento en brazos. Deberemos, en este caso, levantarlos sobre la cabeza y con los dedos entrelazados y las palmas de las manos hacia arriba. Estiraremos cuanto podamos y mantendremos la postura 10 segundos. Después, dejaremos relajar y notaremos una gran mejoría.
  • Manos: a veces se tensan por la postura de apoyo en la mesa, el teclado y el ratón. Lo solucionaremos rotando las muñecas y extendiendo los brazos (de uno en uno) con la palma de la mano hacia arriba y tiraremos de los dedos hacia abajo para que se estiren todas las articulaciones. Mantendremos la mano estirada 10 segundos y después dejaremos relajar.
  • Si las piernas se han cargado, podremos estirarlas sentados, simplemente extendiéndolas y rotando los tobillos suave y ligeramente. Si tenemos oportunidad de ejercitar de pie, nos apoyaremos de frente contra la mesa o la pared, adelantaremos un pie y flexionaremos la rodilla y estiraremos la pierna hacia atrás. Lo haremos después con la otra pierna. Para que se estiren y relajen bien, deberemos mantener la postura con cada pierna de 10 a 30 segundos.
  • ¿Dolor de espalda en la zona de la columna? Sin moverte de la mesa y sentado en tu silla, relájala hacia delante, aflojando la cabeza entre ambas piernas y deja los brazos que cuelguen. Sube y baja despacio y, después, coloca las manos juntas detrás de la nuca, llevando ambos codos hacia abjo y el mentón hacia tu pecho. Respira en esta posición y relaja la mandíbula. Notarás cómo toda la columna va relajándose. Si lo que necesitas estirar la espalda, lo ideal sería acostarte en el suelo con ella recta, recoger las rodillas todo lo que puedas y que empujaras con la zona lumbar hacia el suelo, dejando la postura 10 segundos.

Esperamos que os sirva la solución a los dolores en el trabajo que os planteamos.

 

La solución a los dolores en el trabajo
Deja tu valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *