Ruta de 1 día por los pueblos blancos de Cádiz

Ruta de 1 día por los pueblos blancos de Cádiz
Ignacio Martín Ondé
escrito por Ignacio Martín Ondé

Es comúnmente conocido que visitar Cádiz es una buena opción, sea en la época del año que sea, pues no solo merece la pena conocer sus increíbles playas de arena blanca, el sol y el buen tiempo durante todos los meses del año, disfrutar de la exquisita gastronomía de la zona con los mejores productos locales y divertirse con la amabilidad y la cortesía de los gaditanos.

La costa gaditana es ideal y, y en su interior, la Sierra de Cádiz esconde magníficos paisajes con pequeños pueblos blancos que parecen escalar entre las montañas y que son conocidos (y reconocidos) nacionalmente.

En ellos se refleja su herencia árabe, patente al otro lado del estrecho en ciudades como Tetuán, y caracterizada por la blanca cal que pintan las fachadas de las casas, adornadas con macetas de flores de colores vivos que hacen que en la lejanía parezcan pequeños pueblos sacados de cuentos de hadas, creando un espectáculo de color para la vista con el dorado del sol, el marrón de las montañas, el verde de la serranía y el azul del cielo.

Estos pueblos atraviesan al norte de la provincia la Sierra de Cádiz, y en ellos puedes conocer la historia de lo que fue la vida cotidiana de Al-Andalus: el cultivo del aceite, la artesanía de los artículos de piel y el gran valor patrimonial con molinos, almazaras y otras construcciones.

Si estas alojado en el Royal Hideaway Sancti Petri, no puedes dejar de visitar la ruta por los pueblos blancos de Cádiz, formada por 19 municipios: Arcos de La Frontera, Bornos, Espera, Villamartín, Algodonales, El Gastor, Olvera, Torre Alháquime, Setenil de las Bodegas, Alcalá del Valle, Prado del Rey, El Bosque, Ubrique, Benaocaz, Villaluenga del Rosario, Grazalema, Benamahoma y Zahara de la Sierra.

Te proponemos hacer una ruta de 1 día en coche por los pueblos blancos de Cádiz. Te aconsejamos visitar geográficamente los que se encuentran más cerca del hotel: Arcos de la Frontera, Setenil de las Bodegas, Zahara de la Sierra o Grazalema son algunos de los imprescindibles que no pueden faltar, aunque si tu visita por Cádiz es más duradera, aprovecha y alarga tu ruta durante más días para completar conociendo todos los pueblos que se encuentran en la sierra.

Vistas de Grazalema - Ruta por los pueblos blancos de Cádiz

¡Comenzamos nuestro paseo!

Empieza el día cogiendo fuerzas con un buen desayuno. En Royal Hideaway Sancti Petri siempre se ofrece la mejor gastronomía andaluza con la mejor materia prima, productos y recetas locales y de gran calidad para prepararte para disfrutar de las maravillas que esconde Cádiz. Lo mejor es madrugar, poder aprovechar el día y visitar cuántos más sitios mejor.

El inicio de nuestra ruta comienza por Arcos de la Frontera, para seguir subiendo la sierra por Zahara, Olvera, Setenil de las Bodegas, pasando por la Sierra de Grazalema y acabar visitando Ubrique. Una ruta en coche que hace que al ir parando en cada pueblecito, el viaje se hace entretenido y llevadero.

Arcos de la Frontera

Arcos de la Frontera es el pueblo más poblado y el más importante en lo referente al turismo. Se trata de un pueblo que es calificado como la puerta de entrada a la Ruta de los Pueblos Blancos y está considerado además uno de los más bellos, situado en un alto cerro junto al río Guadalete.

Su casco antiguo está declarado Conjunto Histórico, un legado musulmán de estrechas y empinadas calles combinadas con fachadas góticas, renacentistas y barrocas, y en él se conservan joyas monumentales como el Castillo de los Duques, la Puerta de Matreta, la Basílica de Santa María, la Iglesia de San pedro, además de numerosas iglesias, conventos, capillas, palacios y casas señoriales.

El pueblo goza de unas excelentes vistas de ganaderías de caballos y toros de lidia, huertas de naranjos, almendros, vid y olivos.

Una comarca en alturas con diversos miradores desde donde se pueden contemplar preciosos paisajes verdes y los pueblos blancos, destacando entre ellos el Mirador de la Peña.

Arcos de la Frontera - Ruta por los pueblos blancos de Cádiz

Zahara de la Sierra

Continuamos nuestra ruta por el pueblo árabe de Zahara, un lugar privilegiado en el centro del Parque Natural Sierra de Gradalema.

Está compuesto por un entramado andalusí que se encuentra rodeado por un paisaje de olivos, que hacen que toda esta comarca sea productora de aceite de oliva de gran calidad, bajo la denominación de Origen “Sierra de Cádiz”.

En Zahara se conservan restos de la época musulmana y de la villa medieval cómo el Castillo, la Torre del Homenaje y tramos de murallas. Y en su casco urbano resaltan la Iglesia de Santa María de la Mesa, la Capilla de San Juan de Letrán, la Torre del Reloj y el Puente de los Palominos.

Además, destacar la fiesta del Corpus Christi, declarada de Interés Turístico Nacional, dónde no sólo se puede disfrutar de la ornamentación de la ciudad, sino que también permite degustar su gastronomía autóctona, con platos como los quemones de cebolla, las sopas hervías y los borrachos azucarados.

Por otro lado decir que Zahara es un pueblo destacado para la gente que quiere disfrutar de cerca la agricultura, el turismo rural y la aventura. Es uno de los destinos más escogidos para aquellos viajeros que quieren practicar deportes de senderismo, escalada o espeleología (actividad que consiste en la exploración de cuevas y cavidades subterráneas)

Zahara de la Sierra - Ruta por los pueblos blancos de Cádiz

Olvera

Este precioso pueblo de tierras rojizas de matorrales, olivos y cereales fue declarado conjunto histórico-artístico en 1983 y cuenta con monumentos civiles y religiosos de gran valor artístico y arquitectónico.

Es una encrucijada de caminos entre Cádiz, Málaga y Sevilla formados por casas encaladas que se encuentran en una ladera presidida por una imponente iglesia, la parroquia de Ntra. Sra. de la Encarnación y un solemne castillo árabe.

En la visita a Olvera no olvides probar algunos de sus platos típicos y postres tradicionales que hacen que su gastronomía resulte deliciosa para cualquier paladar. Platos como sopas de tomate, solomillo relleno, platos a base de carne de caza, potajes con berza o chacinas (carnes de cerdo adobadas y embutidas) que hacen de la cocina olvereña uno de sus atractivos más reconocidos por toda la Sierra.

Podrás disfrutar también de actividades deportivas en familia por la Vía Verde de la Sierra.

Vistas de Olvera - Ruta por los pueblos blancos de Cádiz

Setenil de las Bodegas

Este pueblo es una gran belleza natural debido a la singularidad de su entramado urbano. Las casas se encuentran ubicadas con una disposición particular o bien sobre las rocas o bien bajo ellas o en su interior, siguiendo el cauce del río Guadalporcún y haciendo de este pueblo Interés Turístico Nacional.

Es un poblado de origen medieval que conserva algunos monumentos de gran importancia cómo el Castillo de los siglos XIV y XV, La Torre del Homenaje o el aljibe.

Sus calles están llenas de magia y misterio donde destacan las Cuevas del Sol y las Cuevas de la Sombra, conocidas internacionalmente.

Hay multitud de actividades culturales y rutas para realizar, visitando la arquitectura popular, los miradores y calles de Setenil,  paseos por los caminos y castillos o si lo prefieres rutas gastronómicas.

 

Grazalema

En esta ruta por la Sierra de Cádiz encontramos un entorno natural privilegiado repleto de senderos y cañones, el Parque Natural Sierra de Grazalema presenta una flora y una fauna muy variada, siendo la zona más lluviosa de toda España.

En su interior se encuentra el pueblo de Grazalema un  pintoresco municipio de origen nazarí en la base de la Sierra del Pinar, a 142 kilómetros de Cádiz por la carretera que lleva de Arcos de la Frontera a Ronda (Málaga).

Presenta la típica estructura de un pueblo árabe con un cuidado urbanismo, con calles empedradas y estrechas, tejados a dos aguas, blancas fachadas, plazoletas…

La oferta turística de Grazalema es muy variada para el visitante con un turismo de aventuras por las diferentes rutas del parque natural, senderismo, barranquismo, puenting o escalada entre otras actividades deportivas.

Entre su deliciosa gastronomía destacan recetas heredadas de los tiempos andalusíes como la miel, los quesos, leche de cabra y las carnes a la brasa.

Grazalema - Ruta por los pueblos blancos de Cádiz

Ubrique

Ubrique es otro de los pueblos blancos de Cádiz que no hay que dejar de ver especialmente porque en este precioso municipio perdura una de las industrias más tradicionales de España, la piel, reconocida internacionalmente en el sector de la marroquinería.

Conocer de cerca el proceso de fabricación que combina a la perfección la tradición con las nuevas tecnologías para luego adquirir estos mismos productos de calidad en el área comercial del municipio es algo que, sin duda, merece la pena. Un ejemplo de ello es el caso de la firma Loewe, que tiene en este pequeño pero bellísimo pueblo gaditano su proveedor principal.

Se encuentra ubicado en el corazón de dos de los Parques Naturales más importantes de Andalucía. Ubrique tiene a su derecha el Parque Natural Sierra de Grazalema con un extenso bosque de pinsapos (abetos), y a la izquierda el alcornocal más extenso de la Península Ibérica, y uno de los mayores del mundo, el Parque Natural de los Alcornocales. Es un importante punto de turismo ecológico, rural y educativo debido a sus valores arqueológicos, culturales, históricos y monumentales, combinando las especies de alcornoques y quejigos con la extracción de corcho, la caza mayor o la ganadería.

El Casco Antiguo, la Ruta de los Miradores, el Yacimiento Arqueológico de Ocuri, o su  rica gastronomía no pasan desapercibidos para todos aquellos turistas que buscan lo tradicional, autóctono y peculiar como base para disfrutar de un viaje irrepetible.

Ubrique - Ruta por los pueblos blancos de Cádiz

Termina la ruta en el Spa

Tras pasar una magnífica jornada visitando alguno de los maravillosos pueblos blancos que ofrece la localidad gaditana, la mejor idea es volver al hotel, descansar y relajarte gracias a las magníficas instalaciones y servicios que ofrece el hotel Royal Hideaway Sancti Petri.

Déjate llevar y confía en las manos de profesionales expertos con un trato personalizado en uno de los mejores Spas de España y el mayor de Andalucía con más de 3.650m,  donde reposar con el máximo relax, lujo sensitivo y desconexión al 100%. Es todo un privilegio, donde cuerpo y alma se rejuvenecen.

También con nuestra nueva Sky Wellness Terrace podrás acabar el día en un espacio exterior dedicado completamente al bienestar con masajes y tratamientos al aire libre con vistas al océano Atlántico donde relajarte sintiendo la brisa del mar. Cada una de las cabinas se centran en uno de los cinco elementos: tierra, aire, agua, madera y metal; desarrollando todos los rituales de acuerdo a cada uno de ellos.

Se trata de una experiencia única en un entorno único con tratamientos de belleza y bienestar y un centro de fitness con un completísimo gimnasio equipado con la última tecnología en aparatos de entrenamiento cardiovascular y de musculación.

Relajación - SPA Royal Hideaway Sancti Petri

Ruta de 1 día por los pueblos blancos de Cádiz
5 (100%) 2 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *